Personal Docente e Investigador

Avanzando contigo
   La UEx se encuentra en el inicio de una fase singular en materia de profesorado sobrevenida  por la propia historia de nuestra universidad. En los próximos años se producirá un aumento considerable de las jubilaciones causado por el merecido retiro de docentes que se incorporaron a la UEx desde sus inicios en 1973 y que comenzaron su labor con edades muy similares. Así, mientras que en la década 2000‐2010 el número de jubilaciones se cifraba en no más de tres por año, esta cifra se ha situado en torno a la veintena en el último año y alcanzará un valor de entre treinta y cuarenta anuales en la década 2020‐2030. Ante esta situación, el proceso de rejuvenecimiento de la plantilla de profesorado debe hacerse de una manera gradual para evitar complicaciones en la docencia que reciben nuestros estudiantes.
  • Text Hover
   Paralelamente, somos conscientes de la desigual distribución de la docencia entre las  diferentes áreas de conocimiento. Por ello, debemos aprovechar la situación derivada de estas jubilaciones para homogeneizar lo máximo posible la ratio de docencia por profesor, respetando siempre la continuidad de las áreas de conocimiento de menor tamaño. Esta tarea pasa por hacer una valoración de las asignaciones docentes de las áreas de conocimiento junto a sus correspondientes capacidades docentes, cuyo resultado final será público.

Ya hemos comentado que el personal docente e investigador ha sufrido un gran deterioro  profesional en las universidades españolas, con un claro reflejo en la Universidad de Extremadura, debido a las restricciones impuestas en las políticas de personal que han sido justificadas en la crisis económica de los últimos años. Por un lado, en el plano individual, no ha habido una oferta pública suficiente para la promoción del profesorado. Por otro lado, en el  plano colectivo, el conjunto de la plantilla no se ha renovado adecuadamente, produciendo una falta de relevo generacional.
   El cambio de política en lo referente a las tasas de reposición en las universidades ha permitido  aliviar razonablemente los problemas generados entre los años 2012 y 2015, periodo en el que se ofertaron un total de 9 promociones al cuerpo de catedráticos y 10 al de profesores titulares en nuestra universidad, cantidades absolutamente insuficientes. El marco actual permite aventurar que la Oferta de Empleo Público (OEP) del PDI de la UEx del año 2019 abarcará la convocatoria de plazas de cuerpos docentes universitarios para el resto de acreditados que no hayan sido seleccionados en la convocatoria de 2018. Adquirimos ese compromiso y será una tarea prioritaria establecer la OEP 2019 lo antes posible para evitar cualquier cambio normativo de carácter restrictivo.

Una vez que todos los acreditados vean cumplidas sus expectativas, sería el momento de  reformar, si es que se considera oportuno, la normativa de promoción. Siempre, eso sí, con unos planteamientos objetivos y sosegados. La posición que siempre defenderemos será favorecer la estabilización lo más rápidamente posible de los profesores contratados laborales con acreditación. La promoción al cuerpo de catedráticos, que ha sido objeto de mayor controversia y ha generado puntos de vista encontrados dentro de la comunidad universitaria, necesitará buscar el mayor consenso.
  • Text Hover
  • Text Hover
   El resto de compañeros del PDI lo integran los profesores e investigadores contratados en  régimen laboral. La estabilidad laboral y las condiciones que permitan progresar a este colectivo sin dependencias externas fue y sigue siendo nuestro compromiso. Evidencias contrastadas de esa convicción aparecen ya reflejadas en el primer Convenio, cuya redacción acordamos en su momento y que sigue en activo ocho años después de su caducidad. Nuestra preocupación en este ámbito nos permite asegurar que no se negociará a la baja los términos de estabilidad como contrapartida de ninguna otra reivindicación en la negociación del nuevo  Convenio Colectivo.

Conocemos las aspiraciones económicas de estos compañeros respecto del nuevo Convenio y  compartimos gran parte de sus reivindicaciones. No obstante, el monto económico solicitado está totalmente fuera de la capacidad económica de la UEx en las circunstancias actuales, aceptando como ciertas las oficialmente presentadas. Si bien es cierto que las cantidades ofertadas a este fin pueden considerarse insignificantes. Trabajaremos para mejorar la cantidad que se incluya en la negociación del Convenio, pero debemos ser conscientes todas las partes de que las deficiencias actuales de la UEx, incluso las relacionadas con aspectos salariales, son múltiples y deben ser atendidas de manera conjunta.
  • Text Hover
   Otro aspecto en el que debemos hacer hincapié es el deficiente desarrollo con el que se están  llevando a cabo los concursos públicos de contratación en régimen laboral en la actualidad. La duración en la resolución de los concursos de acceso y/o de sustitución está próxima al año, lo que impide hacer cualquier tipo de planificación por parte de áreas y departamentos. La figura de sustituto extraordinario se ha visto deformada perdiendo su eficacia original, ya que se selecciona mediante un proceso de pseudo‐concurso sin ninguna garantía. Además, las reclamaciones a concursos están prácticamente paralizadas, acumulándose cientos de ellas sin que se haya realizado el informe de la comisión evaluadora. De manera ineludible, el próximo equipo de gobierno tendrá que afrontar la ejecución de tres o cuatro concursos convocados por el actual equipo y un abultado número de plazas reclamadas que no han sido resueltas en tiempo y forma.
   Respecto a las tareas a las que nos enfrentamos los miembros del PDI, éstas han ido  diversificándose en los últimos años debido, fundamentalmente, a la adaptación al EEES, lo que ha generado un conjunto de quehaceres relacionados con la gestión docente. Además de nuestra intención de informatizar estos procesos, es obvio que el sistema de medida del desempeño global de un profesor que usamos en la actualidad ha quedado obsoleto y está produciendo insatisfacción y desánimo en el PDI. Desarrollaremos de manera negociada con  representantes de ambos colectivos del PDI un Plan de Dedicación Académica que contemple y recoja todas las actividades docentes, de tutoría, investigadoras y de gestión que desarrolla cada profesor y que será el documento base para la evaluación de necesidades docentes de la UEx.

Por último, es necesario prestar atención a la formación y actualización docente de los  miembros del PDI como elemento clave para ofrecer una docencia actualizada y de calidad. La implantación de nuevas prácticas docentes así como el uso de nuevas herramientas dentro del aula necesitan de la adecuada formación de los profesores. Para ello estableceremos la ampliación de los cursos impartidos por el SOFD con especial atención a los cursos de inmersión lingüística, de formación en la elaboración y difusión de cursos MOOC (Massive Open On‐line Courses) y OCW (OpenCourseWare), de metodologías para el uso adecuado de los recursos tecnológicos disponibles en aulas, pizarras digitales interactivas o diseño de presentaciones visuales, etc.
PERSONAL DOCENTE E INVESTIGADOR (PDI)